El sector de la automoción, y con él los Agentes y Servicios Oficiales, está sometido a más incertidumbres que nunca. Las dudas sobre el impacto que la crisis del COVID-19 va a tener sobre la economía y las empresas de automoción no hacen sino sumarse a los desafíos que ya tenía por delante un sector en plena transformación. La novedad, ahora, es que los procesos de digitalización empresarial, de intensa y disruptiva evolución tecnológica del automóvil o de aparición de nuevas formas de movilidad, parecen acelerarse, y lo hacen, además, en un entorno de “nueva normalidad” caracterizado por un distanciamiento social que va a condicionar la relación con los clientes. En este contexto, es necesario reflexionar acerca de qué áreas de mejora tienen por delante los Agentes y Servicios Oficiales, a corto, medio y largo plazo. Así se explica Juan Jesús Jiménez, presidente de la Asociación Nacional de Servicios Oficiales Peugeot (ASOAP) con motivo de la convocatoria del I Congreso Online de la Federación de Asociaciones y Servicios Oficiales de Automoción (FAGENAUTO) que tendrá lugar el próximo 2 de julio, entre las 10 y las 12 de la mañana.

“Los Agentes y Servicios oficiales ya estábamos haciendo un considerable esfuerzo para adaptarnos a los cambios importantes que había traído consigo la nueva movilidad. Desde el punto de vista tecnológico, nuestras empresas están más que familiarizadas con las tendencias que anticipaban un escenario de coches conectados, automatizados y crecientemente electrificados o eléctricos”, comenta el presidente de ASOAP.

Sin embargo, según Juan Jesús Jiménez, el COVID-19, ha cambiado las cosas: “Durante los últimos años, hemos hecho un enorme esfuerzo por conocer todas esas tecnologías, por estar en condiciones de asesorar adecuadamente al cliente que busca comprar coche, y en la medida en la que algunos de esos nuevos vehículos están llegando a la posventa, con sofisticados sistemas ADAS, por ejemplo, poder mantenerlos y repararlos con los mismos niveles de calidad y servicio, excelentes, de siempre. En el ámbito de la gestión empresarial, también hemos avanzado en la digitalización de nuestros negocios para hacerlos mas eficientes y rentables. Sin embargo, tanto en un terreno como en el otro, en materia de tecnología de automoción y de transformación empresarial, queda aún mucho por hacer. Por no hablar de ese horizonte de futuro que es la incorporación creciente de nuevos servicios de movilidad a las nuevas demandas de los clientes. En todo eso estábamos, realizando importantes inversiones para evolucionar nuestras empresas, cuando la crisis del COVID-19 lo ha puesto todo patas arriba”, comenta el presidente de ASOAP.

“El cliente, nuestra especial relación con él, sigue siendo nuestro principal activo. Pero, ahora, tenemos el reto de seguir ofreciéndole las soluciones de movilidad que demanda, las de siempre y las más modernas vinculadas a fenómenos como el coche compartido, conectado, automatizado y crecientemente electrificado, y hacerlo de forma rentable. Ese, creo, es uno de los objetivos fundamentales del I Congreso Online de FAGENAUTO,  analizar conjuntamente de qué forma podemos mantener y ampliar esa relación que sólo los Agentes y Servicios Oficiales tenemos con los clientes, y hacerlo de forma rentable”.